Frase por Charles W. Elliot